La Curiosidad: la mirada hacia uno mismo

Posted by on nov 1, 2014 in Proceso | 0 comments

Curiositat 2

 

Mirarse o no mirarse?

Esta es la cuestión.

Solemos hacernos más preguntas de curiosidad sobre lo que nos rodea que sobre nosotros mismos. Es sobre lo que nos llama la atención que observamos más, nos hacemos preguntas y al hacerlo desde la curiosidad vamos más allá de las apariencias. ¿Y sobre nosostros mismos, qué? Quizás nos hemos dejado de llamar la atención y coger un espejo como el de la foto represente solo mirarnos de manera automática, con la finalidad de embellecernos o comprobar en qué estado físico está nuestro rostro.

Un gesto tan cotidiano como mirarnos al espejo cada día puede convertirse en un punto de inicio hacia las profundidades de nosotros mismos.

El espejo como metáfora de ponerse cara a cara con uno mismo. Cogerlo con la intención de mirarse a fondo tendrá el beneficio de verse con otros ojos, como si fuera la primera vez. También te llevará más allá de lo que “es evidente”, preguntarte cómo estás, con qué persona te estás convirtiendo e indagar en lo que tus ojos expresan. Puedes, incluso, jugar un poco y preguntarte: si esta arruga o señal de mi cara pudiera hablar, ¿qué diría de mí?

Si eres capaz de preguntarte desde la curiosidad qué hay detrás de un comportamiento habitual que tienes, de un rasgo de la personalidad que no te gusta de ti, de una acción que has realizado de una manera impulsiva, tendrás mucho ganado: estarás tratándote a ti mismo con amor y ganas de aprender de ti.

Os cuento un secreto:

Este es uno de los posts que me ha costado más de escribir. Yo misma me pregunto sobre mí: Qué habrá detrás de esta dificultad?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Website Protected by Spam Master