¿Has tenido nunca la sensación de que el control de tu vida se te escapa de las manos? Si la respuesta es sí, tienes que saber que tienes capacidad de guiar tu vida a través de las elecciones conscientes que vas tomando. Solemos mirar nuestra realidad desde un solo lado. Por eso, trabajar desde el equilibrio permite abrir un abanico de perspectivas desde el cual mirar lo que quieres cambiar. A partir de aquí, tú eres quien escoge la perspectiva que te ayudará más a enfrentar este cambio.